El 21 de marzo de 2014, el señor Alcalde de la Ciudad, Aníbal Gaviria Correa, realizó ante el Concejo de Medellín, la rendición de cuentas, correspondientes a los dos primeros años de gestión de su administración (2012-2013).

Llama la atención que pese a las cifras importantes que muestra en relación al mejoramiento de la calidad de vida, esto no se ve reflejado en el bienestar material y social de una gran parte de la población, que continua con sus necesidades básicas insatisfechas, viviendo en lugares segregados, social, económica y políticamente; en una Medellín, en la cual, cada vez es más evidente la existencia de las dos ciudades: una ciudad del turismo, la moda y centro de negocios internacionales, embellecida y prospera; y la otra la ciudad de la pobreza, la exclusión, la inequidad y la marginalidad, donde el cuerpo de las mujeres se incluye como parte de un paquete turístico. 

En la rendición de cuentas presentado por el Alcalde, no se menciona temas fundamentales para la garantía de los derechos humanos de las mujeres, por lo tanto queremos insistir sobre la necesidad de visibilizar el impacto de las acciones de este gobierno, en temas de vital importancia para la eliminación de la discriminación de género, teniendo en cuenta los datos del primer pronunciamiento de la Articulación para el seguimiento a los compromisos del gobierno local con las mujeres, presentando el 6 de diciembre de 2013 y con corte a septiembre del mismo año. Estos son:

· Hay permanencia de brechas en los salarios entre hombres y mujeres en la ciudad, a pesar de haber sido un tema visibilizado por el movimiento social de mujeres en múltiples ocasiones, y de la existencia de la ley 1496 del 29 de diciembre de 2011 “Por medio de la cual se garantiza la igualdad salarial y de retribución laboral entre mujeres y hombres, se establecen mecanismos para erradicar cualquier forma de discriminación y se dictan otras disposiciones”.

· Al analizar la situación económica de las mujeres con los datos de la Encuesta de Calidad de Vida, se observa cómo crece el número de mujeres en la jefatura de hogar, pasando de un 42,74% a 45,25%, mientras los hombres reducen, pasando de 57,26% a 54,75%. Relacionando los datos podemos concluir que las mujeres están más desempleadas, sin embargo, tiene más responsabilidades económicas en sus hogares, lo que describe la feminización de la pobreza que enfrentan y la situación de marginalidad y precarización social.

· Las cifras de violencia contra las mujeres son preocupantes, más aún si recordamos la alta cantidad de casos que se presentan y no son denunciados, ante la falta de respuesta efectiva del estado, reproduciendo la cultura patriarcal, que legitima las violencias contra las mujeres, convirtiéndolas en una sistemática violación de sus derechos humanos. Existe otra problemática a la que no somos ajenas y está asociada al tema de la desaparición forzada, se encuentra para 2012 que, el 39% de los casos reportados hacen referencia a mujeres (203 casos), mientras que para los hombres se habla de 318 casos.

· Aunque se presenta como un hecho para esta Administración la construcción del Centro de atención Ambulatorio para la Mujer y la familia, aún no conocemos la dimensión y calidad de los servicios que prestará, y los cambios que se hicieron frente al proyecto original. Queremos llamar atención que entre las diez primeras causas de mortalidad se encuentren enfermedades del sistema genitourinario y el cáncer de mama. (datos 211-2012)


¡LA ALCALDÍA DE MEDELLÍN SIGUE ESTANDO EN DEUDA CON LAS MUJERES DE LA CIUDAD!

Fuente:
Articulación para el Seguimiento a los Compromisos del Gobierno Local con las Mujeres