El puente está quebrado… - Foro Social Urbano Alternativo y Popular

Recientes

Construyendo ciudades para la vida digna

Translate

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

22 de febrero de 2017

El puente está quebrado…

Realizado por Pueblo en: http://ift.tt/2mlRta3

Puente que debía unir veredas Jamundí con El Barro, en la parte alta.
Desde junio del 2015 se comenzó a construir el puente vehicular que une a la vereda Jamundí con El Barro, en la parte alta.  Más de un año y medio para una obra que se proyectó para 6 meses. Lo que falta, aunque es poco, es lo más importante: la plataforma, es decir, el puente mismo. A cada lado de la quebrada ya se encuentran totalmente construidas las enormes estructuras de concreto que soportan la obra. 

Este puente, a juicio de muchos, aunque puede mejorar la movilidad del sector, no es tan primordial como el acueducto, sobre todo cuando muchos deben subir el agua para consumo humano desde el pueblo. Pues desde años, y como se ha denunciado por este medio (ver Jamundí sin agua potable, Los autogoles de Girardota), la quebrada es contaminada con excrementos de las grandes marraneras y por las casas que no cuentan con pozo séptico, ubicadas en la parte alta de la zona. 


Las marraneras de la parte alta contaminan  la quebrada que surte de agua las casas del sector

Para la construcción  del puente la administración realizó un contrato con objeto de “construcción de obras de mitigación del riesgo en las cuencas del Salado y la Correa municipio de Girardota”, mediante licitación pública 5308/LP02/2015, por valor de 1.200 millones que incluía la construcción de 3 Vox Culvert (una especie de puentes más pequeños) en El Barro, Potrerito y El Cano. En vísperas de la última campaña, a Ortiz le interesaba iniciar toda clase de obras para hacer visible su gestión y sacar ventaja a los demás candidatos. Aceras, CAI, salones comunales y el puente, entre otras, fueron parte de la estrategia que les ayudaría a ganar las elecciones. El CAI, aunque tarde, se entregó en la actual administración, pero el puente no corrió la misma suerte. 

Una habitante del lado izquierdo de la obra nos dice, sin rodeos, que el puente se hizo fue para cumplirle a Sergio Arboleda, quien es el más beneficiado. Y lo cree así porque según ella se necesitaba era un puente más modesto, pero hicieron uno para carros grandes. Y el único que mueve carros de ese estilo por ahí es él. Además, tiene las marraneras en Jamundí y propiedades al lado del El Barro. Un exconcejal  nos aclaró que el puente se hizo más grande por exigencia expresa de Corantioquia, quienes observaron que la elevación y magnitud del puente debía ser superior dadas las condiciones del cauce de la quebrada. 



Por su parte, otro habitante de Jamundí no niega que el puente sea útil, pero recuerda que la vez que instalaron las redes de gas por Jamundí, pidieron que las prolongaran hasta las casas de arriba, pero no se pudo hacer el tramo de 50 metros adicionales porque no hubo quien pusiera la plata. Por otra parte, también piensa que el agua es más importante, porque andar cargando botellones desde el pueblo no es muy cómodo que digamos. Además,  varias casas se han visto afectadas por las obras y hasta el momento no se sabe quién ni cómo van a responder. 
Con relación a la movilidad, algunos habitantes hablaron sobre el carácter tradicional que tiene el transporte a cada lado de la vereda. “Cada una tiene sus conductores y los carros de un lado no se van a ir a trabajar al otro, porque la gente ya les tiene confianza y los reconoce”, nos dice un habitante del lado de Jamundí, para quien la vía y la frecuencia de los colectivos le parecen bien tal como están, especialmente con el servicio que prestan los mototaxistas.

Por su parte,  desde el lado de El  Barro piensan que la salida de la vereda por Santana aumenta la congestión en el sector, lo que hace más imperiosa la necesidad de la circunvalar o al menos del trayecto que una al barrio Santana con el Inder. (Tal vez allí se hubiera aprovechado más la plata que se gastaron en el puente).  También cree que las dimensiones del puente son exageradas  y que sus condiciones son más pensadas para que los camiones, que hasta ahora deben subir las empinadas lomas de Jamundí, lleguen con más facilidad por el lado de El Barro. En realidad,  no hay acuerdo de cuál vía está peor, lo cierto es que al menos las condiciones actuales de ambas carreteras son suficientes para el paso de los colectivos y vehículos pequeños. Un caminante habitual de la zona nos dijo que hace rato no veía una cosa con tanto cemento. Y dicen que las grúas que necesitan para elevar la plataforma del puente son tan grandes que no pueden subir por ninguna de las dos carreteras (lo que de ser cierto deja muy en entre dicho a los ingenieros que idearon la obra).  

El puente, que se proyectó para 6 meses, está ad portas de llegar a su segundo aniversario en obra negra. A veces recibe visitas de funcionarios que avisan que “la próxima semana van a seguir con las obras”, y no es convincente la razón por la cual el puente no se ha terminado (una licencia), lo que hace que la gente deje todo a la imaginación y se explique, por deducción, la causa. Y es que en un país de adiciones presupuestales, tajadas, Odebrecht, Reficar y carteles y más carteles electorales, no es muy difícil que se concluya de primera mano que la plata se la hayan robaron. 

De acuerdo a declaraciones de un funcionario de la Administración, la obra no se ha hecho porque faltan licencias que se debieron tramitar en Corantioquia. Al preguntarle cómo es que inician una obra sin las debidas licencias, el funcionario responde: “para que vea cómo son las cosas”. Una cosa distinta piensa el exconcejal entrevistado, conocedor del proceso, para quien la obra está parada es por presupuesto. En un tiempo sí estuvo suspendida por licencias, pero eso ya se había aclarado. Sobre todo cuando fue la misma Corantioquia la que condicionó varios aspectos de la obra. 



Si se construyó sin licencias, y éstas estaban a cargo del Área Metropolitana, como nos dice el funcionario, alguien debería responder, o al menos informar a la comunidad para que sepa a qué atenerse. Para eso sirve la comunicación, que es distinto de la propaganda. 

La obra genera posiciones encontradas, pero en los dos lados se sabe que el puente es —casi— un hecho que tienen que asumir con todo y las afectaciones ocasionadas a las casas vecinas. Pues los diseños quedaron perfectos para que algunas personas se metan a consumir drogas en sus alrededores. Muchos temen que el sector pueda ver comprometida su tranquilidad. Aunque el paso por la obra está cerrado, la gente aprovecha que el celador está del lado de El Barro para correr la cortina y pasarse. Además, hay gente de un lado que tiene familia, estudia, comercia o trabaja en el otro, lo que puede representar, además, un peligro debido a la altura de los soportes que solo están aislados por una cinta amarilla con la marca de “no pasar”. Cerrar el paso hasta que se termine no sería una opción porque ahí sí aumentarían los problemas de los habitantes de los dos sectores. 

Lo cierto es que el puente está sin terminar, y la gente ya no cree en la promisoria “próxima semana” de los funcionarios, que no hacen sino ir a contemplar el abismo que levantaron entre una vereda y otra. Imagino que se preguntaran: “con qué lo curaremos”, ojalá no sea, otra vez, con “cáscaras de huevos”. 

Etiquetas

\\\ C E D - I N S /// (18) A.M.A (11) Acción comunitaria (44) Acción humanitaria (10) Acción social (219) Agenda (11) Agua (1) Alianza de Medios Alternativos (16) Análisis - CENSAT Agua viva (48) Antioquia (3) Arte y cultura (6) audio (4) BBVA (1) Bello Antioquia (2) Boaventura de Sousa Santos (1) Catatumbo colombiano (1) Ceta (2) Colombia) (9) COMOSOC (58) Conflicto colombiano (3) Cooperación internacional (110) Corporación Jurídica Libertad (47) Corporación Nueva Gente (9) Cumbre Agraria (1) Derechos humanos (56) Desmilitarización de la vida (4) Desplazamiento forzado (2) Documentos (22) ecología (24) Economía solidaria (1) Emiliano Terán Mantovani (1) Empleo (2) Empresas Publicas de Medellin (1) Energía colombianos (1) Energías Renovables (1) EPM (1) Farc (1) Foro social Urbano Alternativo y Popular (1) Fotografía (1) Girardota Antioquia (1) Guatemala (1) Hidroituango (1) Incidencia política (14) Investigación (260) Israel (1) JUNTA CIVICA EL PINAR (Fuente Clara (9) La Rosa Roja [*] (1) Las comunidades del Nordeste Antioqueño RESISTEN (10) Mesa interbarrial medellin (1) Mesa Interbarrial Medellín (14) Minería (1) MODEP (21) Movimiento Colombiano (23) multimedia (1) Multinacionales (3) Naturaleza (23) neoliberalización (1) Nomadesc (115) Nueva Jerusalem (3) OMAL | Observatorio de Multinacionales en América Latina (260) Onu (1) opinion (1) Opinión (22) Ordenamiento territorial (18) Palestina (2) Paz con Dignidad (111) Penca de Sábila (21) Ponencias (3) Postconflicto colombiano (1) Prensa alternativa (59) proceso paz Colombia (4) Pueblo (32) Red Socialista de Colombia (1) Rios Vivos (1) Robledo - Medellín (9) Rosa Roja [*] (48) Segovia Antioquia (1) Senegal (1) Servicios públicos domiciliarios (4) Socialismo (68) transnacionales (1) Unión Patriótica (1) Valle de Cimitarra (1) Valle del Cauca (1) Venecia las Vegas (1) Video (19) Vivienda (12)

Post Top Ad

Responsive Ads Here