Realizado por MODEP en: http://ift.tt/2lTO6Xv

8 de marzo Día Internacional de la Mujer

Red Rojo y Violeta

Por los derechos de las mujeres

Como todos los años, millones de mujeres en todos los continentes seguimos levantando las banderas por el reconocimiento y la defensa de nuestros derechos. Somos conscientes de las luchas que las mujeres, desde diferentes propuestas, han dado por su propio reconocimiento, así como de los triunfos que se han conseguido en el terreno individual, familiar y colectivo.

No obstante, aún vivimos en un mundo permeado por el sistema patriarcal, en el que se sigue viviendo el abuso frente a la integridad de la mujer, el desconocimiento de nuestros derechos, la desigualdad en el campo laboral, el desprecio por el cambio de roles femeninos, las medidas del sistema neoliberal, entre otros, sin que dichas barreras frenen nuestro pensamiento y deseo de ser libres, de avanzar en la equidad e igualdad.

¿Pero cómo podemos seguir avanzado por el camino de la emancipación de la mujer? Son muchas las experiencias que muestran que el camino de la sororidad, de la autodeterminación y del reconocimiento como mujeres nos permite cimentar procesos de crecimiento y desarrollo personal, ganando a la vez identidad colectiva y protagonismo con nuestro cuerpo, con la familia, con el mundo del trabajo, con la vida del barrio y con la sociedad. Desde lo cotidiano hasta lo estructural, desde nuestro cuerpo como territorio hasta el territorio como expresión de nuevas formas de relaciones económicas, ambientales y sociales; desde el aquí y el ahora construimos alternativas y nos convocámos, replicando las experiencias de miles de mujeres que han sabido avanzar en la exigibilidad de sus derechos y en el reconocimiento de su sabiduría para transformar sociedades.

Es por eso que, desde la Red Rojo y Violeta, llamamos a sembrar la semilla de la resistencia, a tejer nuevas relaciones, a luchar con determinación por ser mujeres dueñas de nuestro destino desde diferentes perspectivas, desde la diversidad que nos caracteriza, desde el encuentro, desde el debate público, desde el ejercicio de nuestra libertad. Así, construimos incidencia directa en nuestras vidas, en nuestros territorios, en nuestras organizaciones y en la región.

Construyamos juntas los encuentros de mujeres y, desde el fortalecimiento de nuestras redes, expandamos el sentir y actuar feminista y transformador.

Red Rojo y Violeta