Realizado por Pueblo en: http://ift.tt/2qFOCyp

Por Redacción Pueblo
 Se ha sostenido que Girardota es un municipio contaminado, algo confirmable con los sentidos, a ciertas horas, con el trapo limpiador de polvo, con los mismos pulmones y con las múltiples enfermedades asociadas a la contaminación que padecemos aquí. Además de la lista de empresas y la descripción de sus procesos productivos, de cuyas ganancias viven unos cientos y por cuyas excreciones padecemos todos. Se tienen indicios, pero no se tiene el diagnóstico ni la receta que nos alivie del aire impuro. Al ser un problema público tiene en los políticos sus principales responsables: rapiñando hasta el fondo el presupuesto público, para erigir placas con sus nombres en techumbres de concreto, hierro y plástico, ocupados con egoismo de su permanencia política, han olvidado invertir en nuestra supervivencia futura.  

Nunca hemos tenido los equipos apropiados para determinar qué es lo que estamos respirando, pues las micropartículas en cuestión son invisibles y, para colmo, se asientan en los pulmones y en la sangre sin que el cuerpo tenga forma de eliminarlas. El jueves 18 de mayo visitó Girardota el ingeniero David Aguiar del Grupo de Ingeniería y Gestión Ambiental, GIGA, de la universidad de Antioquia, quien presentó la propuesta de caracterización del aire que respiramos. 

“La Propuesta que hizo la universidad es una caracterización del Material Particulado PM 10 y 2.5, para monitorear en la parte occidental en correspondencia con la dirección de los vientos. Monitorear antes y al final de la explotación minera en el lado occidental, en busca de datos más precisos y más coherentes”, explicó Diana Moreno, subsecretaria de Medio Ambiente, ante el concejo. 

Según el ingeniero invitado al concejo municipal David Aguiar, las estaciones de monitoreo que tenemos no están bien ubicadas.

Pero no es suficiente con tener mejores datos, sino que además el municipio debe encaminarse a tener su propia Política Pública o Plan de Descontaminación del Aire, con metas claras de reducción de contaminantes a corto, mediano y largo plazo, en consecuencia con mediciones más precisas, un “programa que contenga medidas de prevención, mitigación, control de la contaminación”.

El convenio con GIGA se encuentra en la etapa de formulación y tendrá un costo aproximado de 372 millones de pesos de los cuales el municipio pondrá una parte. 

El alcalde Vladimir Jaramillo dijo en el Concejo: “debemos de trabajar en torno a que podamos medir la calidad de nuestro aire, que podamos hacer monitoreo, controles, seguimientos. Podemos poner esas metas de qué municipio queremos tener hacia el futuro”.

Minería indeseable
Las minas o canteras en las que se explota el subsuelo de Girardota son otro problema que le aporta bastante Material Particulado a la atmósfera y en las últimas semanas han sido puestas en discusión por el equipo político de Diego Agudelo, que citó a una marcha hasta la vereda San Diego el sábado 13 de mayo, sin el apoyo popular esperado. Ese día lo Unidad Nacional los acompañó tímidamente, sin fotógrafos, sin nota en facebook.

“Me gustaría ver a las empresas mineras de Girardota ayudando en pavimentaciones, rieles, senderos, que nos ayuden a recuperar las escuelas rurales en un departamento que tiene déficit de un billón de pesos de inversión en las escuelas”, dijo también Vladimir Jaramillo.