Movimiento Ambiental y la Construcción de una Política Ambientalista en Colombia - Foro Social Urbano Alternativo y Popular

Recientes

Construyendo ciudades para la vida digna

Translate

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

22 de junio de 2017

Movimiento Ambiental y la Construcción de una Política Ambientalista en Colombia

Realizado por Rosa Roja [*] en: http://ift.tt/2rWXCRC

Por: Gessy Steveen Mongui e Ivan Gabriel Corredor

Dentro de los movimientos sociales que toman impulso en Colombia, la lucha de los ambientalistas ha venido cobrando una gran visibilidad y fuerza, las voces contra el Fracking, la urbanización de la reserva Thomas Van Der Hammen, la exploración aurífera en zonas aledañas a Caño Cristales, la represa del Quimbo Huila, así como las consultas populares en Cajamarca y piedras Tolima qué rechazaron la exploración y explotación de oro, igual que las de Tauramena Casanare y Cumaral Meta que le dijeron No a las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en sus territorios, entre otras 44 Consultas en proceso según la registraduría, como por ejemplo las de Pijao Quindío y Arbeláez Cundinamarca que se llevarán a cabo el 9 de julio del 2017 en contra de las políticas extractivistas del gobierno Neoliberal, son muestra de eso. Además, se encuentra la prohibición de las actividades extractivitas contaminantes en Tamesis y Jericó Antioquia a través de sus consejos municipales y el desarrollo de la misma estrategia en la Cuna del movimiento ambiental en Colombia, la primera gran capital en quedar libre de Minería Metálica, a saber, Ibagué.

El auge de dicho movimiento se explica en gran medida por la incapacidad que han demostrado los gobiernos neoliberales (nacionales e internacionales) a la hora de dar soluciones satisfactorias a problemáticas como la contaminación de las fuentes hídricas, el deterioro del aire que respiramos, el calentamiento global y otros inconvenientes similares que perjudican directamente la calidad de vida y ponen en riesgo la biodiversidad y los medios de subsistencia.

En Colombia, el stablishment trata de catalogar a los integrantes del movimiento ambiental como radicales, Yihadistas, insensatos y demás adjetivos peyorativos, alegando estar en contra del “progreso” y el crecimiento económico al que tratan de hacer ver siempre como sinónimo de desarrollo.

La crisis civilizatoria global y la crisis del capitalismo que afrontamos en la actualidad, en la que obviamente se enmarca la crisis ambiental, se debe en gran medida a una subordinación de nuestras sociedades a esas lógicas macroeconómicas del crecimiento económico, es decir, al aumento de la producción, distribución, cambio y consumo desproporcionado de mercancías en un planeta con límites biofísicos, en función de la ganancia y no del bienestar social. O ¿Acaso empeorar la calidad del aire que respiramos o contaminar con mercurio los peces que nos comemos no es otra manera de empobrecernos?

En la zona rural el gran latifundio transnacional y la minería empobrecen la calidad del suelo y destruyen la fauna, simultáneamente desplazan a un gran número de pequeños campesinos y poblaciones indígenas, aumentando el desempleo y el pasivo ambiental. Por ello, hay que entender que la lucha ambiental no es simplemente una apuesta llena de privaciones, de hecho puede mejorar sustancialmente las condiciones de vida de la población.

Afortunadamente en Colombia el movimiento ambiental ha venido adquiriendo un grado de madurez tal, que parece optimista pensar que éstos pueden asumir dichos retos, pues no sólo han creado mecanismos de poder popular efectivos en el que confluyen campesinos, indígenas y citadinos, sino que han consolidado programas educativos en el que se circunscriben un gran número de docentes y profesionales tanto técnicos como universitarios, nacionales y extranjeros. Así por ejemplo, en las grandes ciudades se reclaman medios de transporte más limpios y eficientes, muchas personas incluso ya entienden que los automóviles y el aumento de autopistas no son parte de la solución sino del problema, y que es necesario que se destinen recursos a los medios de transporte eléctricos y a fomentar el uso de la bicicleta, incluso se reclaman a su vez políticas públicas de reciclaje más integrales.

Asimismo, han comprendido que se requiere ir más allá de los discursos que reducen el tema de la crisis ambiental a un asunto simplemente de sobrepoblación, posición en muchos casos cómoda, inhumana y clasista que desconoce que el sobreconsumo de las clases altas en los países del centro es también parte del problema, así por ejemplo el economista Manfred Max-Neef en su libro “La Economía Descalza” muestra que el indicador denominado ECOSON o “persona ecológica”, que mide el consumo de energía que un ciudadano necesita para satisfacer sus necesidades básicas sin afectar a nadie, es mayor en E.E.U.U. que en la India, es decir que mientras la India posee una población de 1.311 millones de habitantes a 2015,  cuatro veces más grande que la estadounidense (321,4 millones de habitantes a 2015), son estos últimos los que más energía consumen y por tanto más desechos producen, más contaminan, por ende, lo crucial es disminuir los ECOSONES en los países donde el capitalismo más se ha desarrollado y no tanto la sobrepoblación en la periferia.

Igualmente entienden que la salida a la crisis ambiental tendrá lugar en la medida que se siga profundizando la articulación y solidaridad del movimiento ambiental a lo largo y ancho de todo el país, tarea compleja debido a que no todas las regiones y sectores sociales viven con la misma intensidad las mismas problemáticas, pero ineludible para poder enfrentar las resistencias al cambio que están surgiendo desde el establecimiento dirigido por el gobierno del SR. Juan Santos pero al que también pertenece el SR. Álvaro Uribe, entre éstas: la estrategia de hacer audiencias públicas en los municipios donde se pretenden desarrollar grandes proyectos minero – energéticos con el único objetivo de legalizar la participación de la ciudadanía y evitar la realización de las consultas populares; las demandas a los acuerdos de los concejos que prohíben el extractivismo contaminante; el proyecto de ley en cabeza del ministerio de minas que busca limitar el alcance de las consultas populares; y la utilización de los medios masivos de comunicación como SEMANA, RCN, CARACOL, Canal Institucional, además de señales de radio como la W, la Fm, Caracol Radio y la internet, con el objetivo de difundir la ideología de la depredación  minero – energética de la vida y la naturaleza pero disfrazada de “buena minería”.

Entonces, con el avance actual del movimiento ambiental, su creatividad y sus formas democráticas de participación, organización y expresión -mediante las redes sociales, el folklor, la movilización en carnaval y el debate argumentado- es posible consolidar una agenda política que recoja sus preocupaciones y coordine sus acciones. Al país le urge una política ambiental coherente, amplia y profunda, que se piense más allá de las fronteras regionales y nacionales.


Etiquetas

\\\ C E D - I N S /// (18) A.M.A (11) Acción comunitaria (44) Acción humanitaria (10) Acción social (220) Agenda (11) Agua (1) Alianza de Medios Alternativos (16) Análisis - CENSAT Agua viva (49) Antioquia (3) Arte y cultura (6) audio (4) BBVA (1) Bello Antioquia (2) Boaventura de Sousa Santos (1) Catatumbo colombiano (1) Ceta (2) Colombia) (9) COMOSOC (58) Conflicto colombiano (3) Cooperación internacional (110) Corporación Jurídica Libertad (48) Corporación Nueva Gente (9) Cumbre Agraria (1) Derechos humanos (57) Desmilitarización de la vida (4) Desplazamiento forzado (2) Documentos (22) ecología (24) Economía solidaria (1) Emiliano Terán Mantovani (1) Empleo (2) Empresas Publicas de Medellin (1) Energía colombianos (1) Energías Renovables (1) EPM (1) Farc (1) Foro social Urbano Alternativo y Popular (1) Fotografía (1) Girardota Antioquia (1) Guatemala (1) Hidroituango (1) Incidencia política (14) Investigación (261) Israel (1) JUNTA CIVICA EL PINAR (Fuente Clara (9) La Rosa Roja [*] (1) Las comunidades del Nordeste Antioqueño RESISTEN (10) Mesa interbarrial medellin (1) Mesa Interbarrial Medellín (14) Minería (1) MODEP (21) Movimiento Colombiano (23) multimedia (1) Multinacionales (3) Naturaleza (23) neoliberalización (1) Nomadesc (115) Nueva Jerusalem (3) OMAL | Observatorio de Multinacionales en América Latina (261) Onu (1) opinion (1) Opinión (22) Ordenamiento territorial (18) Palestina (2) Paz con Dignidad (111) Penca de Sábila (21) Ponencias (3) Postconflicto colombiano (1) Prensa alternativa (59) proceso paz Colombia (4) Pueblo (32) Red Socialista de Colombia (1) Rios Vivos (1) Robledo - Medellín (9) Rosa Roja [*] (48) Segovia Antioquia (1) Senegal (1) Servicios públicos domiciliarios (4) Socialismo (68) transnacionales (1) Unión Patriótica (1) Valle de Cimitarra (1) Valle del Cauca (1) Venecia las Vegas (1) Video (19) Vivienda (12)

Post Top Ad

Responsive Ads Here