Continúa el derroche: 20 millones ochocientos mil para 3 concejales en Miami

Realizado por Pueblo en: http://ift.tt/2vVcrC5

Por Sergio Henao

Mediante la resolución 030 de 2017 Sergio Orlas destina 20.829.000 (veinte millones ochocientos veintinueve  mil pesos) a los concejales Luis Miguel Correa, Diego Cataño y Juan David Bustamante para ir a “capacitarse” a Miami, 6.943.000 a cada uno para participar en la XXIII Conferencia Interamericana de Alcaldes y autoridades locales realizada desde el 11 hasta el 16 de junio de 2017. 


El Concejo Municipal de Girardota es la que más gasta en capacitaciones. Cada año se destina gran parte de su presupuesto para “capacitar” a los concejales en entornos paradisiacos. Entre San Andrés y Miami, muchos concejales desangran los recursos públicos. Y para ajustar, evaden lo mejor posible el control ciudadano. El Concejo Municipal, su presidencia, no tienen ningún tipo de control político y fiscal, y es plenipotenciaria para decidir y ejecutar más de 600 millones al año.  Claramente les importa un pepino la indignación ciudadana. 

Cuando me enteré de que los concejales se habían ido para Estados Unidos, pregunté personalmente a la secretaria del Concejo, Yania Castrillón, a qué habían ido los concejales a ese país, y si el concejo había destinado dinero público para ese viaje. Me explicó las razones, y me confirmó que sí habían destinado recursos con ese fin. Cuando pregunté por la suma entregada a cada uno, me instó a redactar un derecho de petición. Así se hizo. La respuesta, recibida el 14 de junio vía correo electrónico, fue una sorpresa, porque contrario a lo que ya me había dicho personalmente, en el correo afirmaba “que no se realizó aporte alguno por parte de la corporación para un concejal específico”. 



Cuando pregunté al presidente por la evidente contradicción en la información que entregaba la Corporación, ya que  personalmente la secretaria, Yania me había confirmado que sí habían hecho aportes, se sostuvo en que no se había aportado nada a cada concejal, como lo insinuaba  mi pregunta, sino que se pagó fue a la entidad organizadora,  enfatizando en que no se le daba dinero “a cada concejal”. La minucia y la precaución legalista del honorable, hizo que tuviera que redactar nuevamente la pregunta con las precisiones del caso. 

El 7 de julio se me respondió que por concepto de “inscripción” para capacitación se asignó, para cada concejal, un valor de  2.000.000.  Se valían de las minucias conceptuales para evadir la respuesta, al afirmar que lo pagado era por concepto de “inscripción” y así no dar la cifra total de la que ya se tenía Orden de pago  desde el 24 de mayo del 2017. Pues más tarde, para justificar la argucia con la que intentaron burlarme, dijeron que 2 millones por cada uno era el valor que se había pagado hasta ese momento en que yo hice la pregunta.




Ante la evasiva leguleya del concejo, envié otro derecho de petición pidiéndoles “todos” los documentos que soportaran tanto el desembolso por parte del concejo, como la recepción por parte de la entidad organizadora de la conferencia, del dinero destinado a la participación de cada concejal. 

En la respuesta del 9 de agosto me entregaron solo las facturas que soportaban el ingreso del dinero a la entidad organizadora del evento, por concepto de pago de “inscripción”, pero se cuidaban de no aportar los  documentos oficiales a través de los cuáles el Concejo sacaba el dinero de sus arcas. 

Volví a escribir un correo solicitando los documentos faltantes, puesto que, siguiendo el juego conceptual de mis interlocutores, solicité “todos” y no solamente algunos documentos. Ya se me hacía sospechosa la minucia y el rigor empleado para leer e interpretar las palabras sólo a favor del concejo. 

El correo no recibió respuesta acusando el recibido, aunque les pedí confirmar la recepción. Fue necesario apelar a la personería para que esta exigiera que se me confirmara la recepción de mi solicitud. El 5 de septiembre, mediante correo electrónico, el concejo respondió nuevamente complementando la información requerida desde mediados de julio. Fueron necesarios casi dos meses y 4 derechos de petición  para  tener acceso a una información que es pública. 

El concejo paga 28.500.000 a una Unidad de Apoyo Normativo que en otras palabras son asesorías jurídicas, y entre otras cosas, se ocupan de responder los derechos de petición. Sorprende el rigor hermenéutico para interpretar las solicitudes de los ciudadanos. La pregunta desde el principio fue clara. Y es claro también que hubo un interés premeditado de esconder la información, no porque haya sido ilegal haber destinado esos recursos, sino porque les da vergüenza y se sonrojan, aunque sea un poquito, de que tengamos la razón en nuestras denuncias, y de que la gente por fin sepa cuál es talante de quienes nos gobiernan.   

La corrupción que se carcome al Estado no solo está en las altas esferas del poder. Los grandes medios solo ponen la lupa en los escándalos a nivel nacional, pero la cultura de “aprovechar el cuarto de hora” cabalga a sus anchas por los pasillos de las administraciones públicas y los concejos municipales. Muchos “contratistas” o “favorecidos” no quieren ni les conviene verlo, pero los que estamos afuera, ejerciendo el control ciudadano, no podemos dejar de señalar lo que es evidente.  

Continúa el derroche: 20 millones ochocientos mil para 3 concejales en Miami Continúa el derroche: 20 millones ochocientos mil para 3 concejales en Miami Reviewed by Foro Social Urbano Alternativo y Popular on 17:20 Rating: 5

Envíanos un mensaje


Con tecnología de Blogger.