Confrontación a una columna

Realizado por Pueblo
Por Francisco Arbeláez

Apareció en Chimenea una columna deopinión escrita por el doctor Jairo Ramírez, pensada en colaboración de Pedro Hoyos Sierra. Por no estar de acuerdo con algunos apartes del artículo, como la forma de financiación y por negarle la posibilidad de una vía pavimentada a la vereda Juan Cojo, en la cual yo en buena parte me formé, me siento con el derecho y en la obligación de confrontarlo.


Aclaro que no tengo ninguna propiedad en esa vereda ni he utilizado mi posición de opositor para que el alcalde la financiara, como lo afirma don Jairo.

 De acuerdo con las investigaciones que hice sobre el tema, puedo precisar lo siguiente:


1. El proyecto lo habían tratado de ejecutar los vecinos de la vereda en varias oportunidades vendiendo empanadas, pero las utilidades de sus exiguas ventas en todos estos años no les alcanzaron para la financiación de la obra. Según mis cálculos, se demorarían 36 años para financiar la vía con la venta de empanadas, siempre y cuando obtuvieran $ 150 mil pesos de utilidad por semana, pues la demanda por este producto, en aquel entonces y por esa vía, no superaba las 150 personas.


2. En agosto,  varios particulares de la vereda Juan Cojo le presentaron al alcalde, de nuevo, la propuesta de ampliación y pavimentación de la vía, la cual consistía en financiar el valor de la obra por partes iguales.


3. La obra se financió así:


Aporte de particulares en dinero: $ 102 millones.

Aporte en tierra de los particulares (1.125 metros cuadrados a $ 80.000 el M2): $ 90 millones.

Aporte del Municipio: $ 90 millones.

Valor total de la obra: $ 282 millones.


En el proceso de negociación con la empresa seleccionada se acordó también la participarían de los particulares y la supervisión de estos sobre la calidad de la obra y el tiempo de ejecución. De acuerdo con todo lo anterior, los particulares aportaron el 68% del valor de la inversión y el municipio el 32% y la obra se ejecutó con plena calidad en su ejecución. Es claro que en el caso de la financiación de la vía a Juan cojo la financiación se hizo al derecho: los que más tienen le financian la vía a los que  tienen menos. Al contrario de lo que ha sucedido en Girardota.


Quiere decir lo anterior que si le hubieran aplicado el Acuerdo sobre el impuesto de plusvalía del 40%, al mayor valor adquirido por los predios con la ejecución de la obra y asumiendo que solo se valorizaron los de los particulares aportantes y en el valor de la inversión, este Acuerdo se cumpliría con creces (basta multiplicar 0,40* 282 millones que da $ 112 millones, cifra que es menor que los 192  millones que aportaron los particulares.), pero vale la pena decir que este Acuerdo no se le ha hecho efectivo a nadie en Girardota. Por pura coincidencia, en el pasado congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción, el Presidente planteó la posibilidad de que las empresas pagaran parte de sus impuestos con la construcción de vías tercerías como única forma de cumplir con lo pactado en los Acuerdos de la Habana sobre vías terciarias. ¡Qué tal la coincidencia! Y qué imprecisión y pobreza de análisis la del doctor Jairo Ramirez y sus dos asesores. Al actuar como vacas muertas que obstaculizan las vías del progreso no hacen más que perder credibilidad y restarle seriedad al sentido de hacer aposición con análisis serios y proactividad.


4. los beneficiados con la obra son las siguientes familias: Giraldo, Monsalve, Cataño, Valencia, Foronda, Arias, Zapata, González, Hernández, Gómez, Gil, Alzate, Herreras, Jaramillo,  Arbelaez, Sierra,  Castro, entre otras más. En total se benefician aproximadamente 50 familias y más o menos 150 personas.


5. Tampoco es verdad que la vía estuviera en buenas condiciones. Era un camino de herradura con unos rieles en la parte más pendiente (25 grados aproximadamente) por donde no podían transitar al mismo tiempo dos carros en direcciones contrarias y era solo apta para camperos.


6. Me gusta mucho que se mejoren las vías que menciona el Doctor Ramirez y como lo recomendaré más adelante, propongo el mismo esquema de Financiación. Los reto a que formulen de manera completa si quiera el proyecto más prioritario dentro de las veredas mencionadas y se lo presenten al alcalde aprovechando esta coyuntura. Como dicen los jóvenes, muestren finura.


Sí me resulta muy extraño que el doctor Ramírez haga esa denuncia ahora y no  la hubiera hecho también cuando él se benefició de la reconstrucción de la vía El Totumo, esta sí inversión millonaria, en beneficio, básicamente, de personas de estrato 5 y hecha con dineros públicos, que obviamente valorizó sus dos fincas de veraneo y un lote, propiedades que en aquel entonces tenía en dicha vereda, sin aportar ni un solo peso. Fincas cuyo valor supera con creces a cualquiera de las existentes en Juan Cojo. No quiero decir que el doctor Ramírez no tenga derecho a disfrutar de su linda casa, su piscina y de los distintos verdes de sus floridos jardines. Lo que quiero decir es que las 50 familias que se benefician de la vía también tienen derecho. O ¿cuál es el sentido de la inclusión social y de la igualdad que tanto ha predicado? Coherencia doctor Ramírez. Los tres señores mencionados no entienden que para lograr el progreso social es obligatoria la construcción de infraestructura. El desarrollo social exige calidad de vida e inclusión para lograr un menor desequilibrio humano.


Sé que la columna a que me refiero fue incitada por José Joaquín Sierra, quien se benefició de la pavimentación del primer ramal de la vía Juan Cojo y Manga Arriba el cual fue cofinanciado con recursos públicos y privados y sin que él ni su familia hubieran hecho ninguna aporte para la vía, no obstante que eran los primeros beneficiados con la obra por la valorización de su tierra.


No obstante la columna en referencia, no le recomendaré a Pedro  Hoyos que renuncie a las ventajas que le otorga un acuerdo municipal en el pago de impuestos de industria y comercio de su empresa, para que con esa renuncia sean más consecuentes su pensar y su actuar, pues su empresa tiene un derecho legal, amparado en un acuerdo del Concejo, para recibir ese beneficio.


Es absurdo que tres líderes de izquierda, en sus críticas, nieguen la posibilidad de bienestar a 150 personas, en su mayoría pobres,  que se van a beneficiar de la vía pavimentada, por el hecho de que esta vía también beneficia a 8 personas de mayores recursos, que fueron las que  cofinanciaron el 68% del valor de la inversión. Definitivamente, a estos defensores de los pobres, lo mejor que le pueden recomendar aquellas 150 personas es que por favor no salgan en su defensa.


La crítica exige capacidad de presentar propuestas mejores para hacer las cosas y ésta, a su vez, exige mayor creatividad y proactividad como ya dije.


Kant en su Critica de la razón pura, en la parte referida a la ética dice: “cumpla de manera estricta sus deberes para que pueda esperar y exigir que los demás hagan lo propio”. Y a fe que en este caso específico, ninguno de las tres personas mencionadas pueden decir que la administración municipal los ha tratado de manera desigual o que haya discriminado en su contra. Todo lo contrario, han sido unos privilegiados. Pero todo esto hace parte del tropical zoológico político colombiano.


De todas formas esta confrontación de ideas es una buena oportunidad  para abrir la discusión sobre varios aspectos de política pública para el municipio de Girardota relacionados con el tema:


1. Alcalde, continúe con la idea de financiar las vías terciarias con la participación de los privados en la proporción  50% el municipio y 50% los particulares, donde estos hagan parte del proceso de negociación para darle transparencia a la destinación de recursos y reducir costos. El resultado de esta forma de ejecución está a la vista: la pavimentación de la vía en cuestión registra el costo más bajo de pavimentación por metro cuadrado y el menor tiempo de ejecución del que se tenga noticia en Girardota. Los reto a los tres a que hagan por fin un ejercicio útil.


2. Cuando se construya o se mejore una vía con recursos públicos, el municipio debe cobrar plusvalía o valorización porque no tiene sentido social ni económico que los bienes privados se valoricen por las obras públicas sin que el municipio les cobre la parte definida en el Acuerdo Municipal. Los casos que mencioné le sirven de ejemplo.


3. Alcalde y Directora de Planeación, inmortalícense, cobren la  plusvalía. En Girardota se han dejado de cobrar más de $ 100 mil millones en plusvalía y valorización por negligencia. Ahí está la forma de financiación de la circunvalar y lo que quede faltando fináncielo con el cobro de la valorización a los beneficiarios de los terrenos habilitados y valorizados con la obra.


4. Alcalde, las obras internas de los planes parciales las tienen que ejecuta los beneficiarios de dichos planes y no el municipio, porque beneficiar selectivamente a particulares con recursos públicos es un delito.


Había convenido con Sergio Henao, periodista de Chimenea, que las dos versiones sobre el tema aparecieran el mismo día en el periódico pero no se cumplió así, por eso recurrí a este medio impreso (*). Me imagino que la causa para que mi versión no fuera publicada no estuvo del lado del periodista porque de su calidad como persona y como profesional puedo dar fe. Pero si me queda una duda rondando mi cabeza, ¿es que acaso el periódico sigue la línea de un dueño y no los postulados del verdadero periodismo? Me preocupa por la utilidad del periódico y por Girardota.


Finalmente quiero hacerle una recomendación a Chimenea: sé que las columnas de opinión son responsabilidad de quienes las escriben, pero en aras de la credibilidad del periódico es muy conveniente exigir mayor investigación a los autores, para que estos comentarios no los escriban las personas desde una mesa de cantina sin haber pisado el barro rojo de las veredas.



*Alusión a que este documento fue repartido de manera impresa (16/12/2017) por debajo de las puertas en casco urbano de Girardota.



Entrada en: http://ift.tt/2yKkpyo
Confrontación a una columna Confrontación a una columna Reviewed by Foro Social Urbano Alternativo y Popular on 20:33 Rating: 5

Envíanos un mensaje


Con tecnología de Blogger.