Sobre la Coyuntura Política Electoral: Algunas Ideas

Realizado por Rosa Roja [*]

Por: Edwin Andrés Martínez

Santos y Vargas Lleras

La actual coyuntura política electoral se desarrolla en el marco del desgaste, desprestigio y pérdida de la capacidad de maniobra del gobierno de Juan Manuel Santos. Desde la victoria del NO, estaba claro que la gobernabilidad política del presidente iba a reducirse; lo anterior sumado al final del boom petrolero que sostuvo la mermelada con la cual el gobierno logró constituir una mayoría frágil. El resultado: nadie quiere aparecer como el heredero del actual gobierno.

No obstante, esto no significa que el actual presidente no tenga candidato. El apoyo velado es para Germán Vargas Lleras, quien gracias a que su candidatura no despega en las encuestas ni en los sectores de la opinión pública de la derecha en las grandes ciudades, ha tenido que alargar a regañadientes el compadrazgo con Juan Manuel Santos. Prueba de ello es la directriz desde el alto gobierno para poner al servicio de Vargas toda la maquinaria estatal de contratación (maquinaria que también está al servicio del partido de la U, en un intento desesperado del presidente por evitar el naufragio del partido que fundó), hecho que recientemente ha denunciado el jefe único del partido liberal, César Gaviria, lo cual ha significado la ruptura de este con el actual gobierno, pues sin el peso de la mermelada y los puestos, volverá a quedar en evidencia el retroceso político del vetusto partido de la bandera roja.

Por ello, aunque al principio el candidato Vargas pareció intentar la construcción de su candidatura alrededor de crear un distanciamiento con el actual presidente, en las últimas semanas las críticas a Santos han desaparecido para beneficiarse de la maquinaria del gobierno. Esto tenderá a agudizarse, por lo menos hasta la primera vuelta, en tanto Vargas ha quedado fuera de la coalición de derecha orquestada por Uribe. Por tanto, a Vargas lo único que le queda es lo que sabe hacer mejor: aliarse con los caciques regionales vinculados al paramilitarismo y la corrupción y usar el espacio de las instituciones gubernamentales para intentar su paso a la segunda vuelta y competir con el ganador de la consulta de la coalición del NO.

La consulta del NO: una jugada maestra de Uribe

Los sectores de extrema derecha agrupados en torno a la consigna del NO al plebiscito de 2016 lograron un acuerdo para ir a una consulta el próximo 11 de marzo. Martha Lucía Ramírez, apadrinada por el expresidente Andrés Pastrana, finalmente aceptó someterse a este procedimiento, a pesar de que esto implica perder fuerza electoral, toda vez que la consulta va a incluir a Alejandro Ordóñez, quien tiene fuerza dentro de algunos sectores del partido conservador y por tanto dividirá la votación de los azules, por lo cual las posibilidades de Martha Lucía se hacen menores frente a Iván Duque.

El ganador de toda esta jugada es, como casi siempre, el expresidente Álvaro Uribe, quien logra varios objetivos gracias al establecimiento de esta consulta entre los tres candidatos y no solo entre su pupilo y la candidata conservadora: i) asegura más músculo electoral para la consulta por la vía del aumento del número de votos en esta, lo cual traerá como beneficio que el candidato elegido (Iván Duque en cálculos del expresidente) aparecerá con una base electoral mucho más alta que puede fortalecer sus aspiraciones; ii) con la división de los votos de los conservadores, la probabilidad de que su candidato Iván Duque sea el ganador de la consulta se eleva, lo cual le permite mantener el control sobre la candidatura y sobre el candidato pero aprovechando el capital político de Martha Lucía y Ordóñez; iii) con la vinculación de Ordóñez a la consulta, pero esperando que su votación sea mucho menor que la de Duque y Martha Lucía, Uribe logra al mismo tiempo captar la votación de los conservadores que no están con Martha Lucía y neutralizar a Ordóñez, pues en el eventual escenario de que el candidato conservador quede en tercer lugar, lejos de los dos primeros contrincantes, su influencia sobre la campaña será menor y no le va a generar el ruido que provoca el ex procurador con sus posturas de extrema derecha que pueden espantar votos de opinión del centro político y iv) la consulta con los tres candidatos le permitirá fortalecer la bancada por el NO en el congreso, para llevar a cabo su propósito de reformar de manera profunda el acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC.

Los candidatos “alternativos”

Las recientes declaraciones de Sergio Fajardo y Humberto de la Calle, en el sentido de no estar interesados en participar en una consulta el once de marzo, parece haber cerrado la puerta para construir una candidatura única de los sectores que apoyaron el proceso de paz. A esto se suma el debilitamiento de la consulta propuesta por Petro en la cual participarían Carlos Caicedo y Clara López, por la decisión de esta última de marginarse del proceso. Todo indica que López, haciendo gala de su inveterado oportunismo, decidió a última hora no hacerse contar en esa consulta, en la que muy probablemente sería superada por Petro y ahora parece hacerle el guiño a Humberto de la Calle, quizás buscando ser su fórmula vicepresidencial.

Entre tanto, Fajardo, a expensas de Claudia López y Jorge Robledo, ha sido enfático en señalar que no le interesa una consulta o coalición con Petro. El cálculo político del candidato antioqueño de la denominada Coalición Colombia se basa en dos consideraciones: i) que una coalición con Petro es “tóxica”, pues este candidato es el más fácil de relacionar con el mito de la toma del poder por parte del “castrochavismo” y la intención de Fajardo y compañía es recoger el voto de centro. Esta es una variable política que no se puede soslayar, en tanto que más allá de que dicho proyecto castrochavista no sea el que va a ejecutar Petro si es elegido presidente, es innegable que un sector importante de la opinión pública y los votantes sí consideran real la posibilidad de que Colombia se “convierta en otra Venezuela”. Esto es en términos generales lo que ha querido argumentar el periodista Daniel Coronell, lo cual le ha valido el ataque de los seguidores del candidato Gustavo Petro. Habría que matizar lo expuesto por el periodista: la candidatura de Petro no es la única “toxica”, en el sentido de que no es el único candidato al que los sectores más a la derecha del espectro político tratarán de identificar como “de izquierda” o “castrochavista”.  En un escenario de segunda vuelta en el que el candidato Fajardo estuviese compitiendo con Vargas Lleras o el candidato de Uribe, este sería objeto de ese mismo tipo de señalamientos, aunque obviamente sería menos creíble. Lo cierto es que todo candidato que no sea el que represente a la extrema derecha, será acusado de promover el castrochavismo. Esto no es propiedad exclusiva del candidato Gustavo Petro. ii) La Coalición Colombia quizás espera que a Petro le ocurra lo que le sucedió al Mismo Fajardo en 2010: en las elecciones parlamentarias su lista al congreso no obtuvo el umbral y esto debilitó de forma sensible su campaña, a tal punto que renunció a ella y se convirtió en la fórmula vicepresidencial de Mockus. Es probable que la lista de la decencia¸ promovida por Petro, no logre obtener el umbral dado que no cuenta con un gran elector o aglutinador de opinión que asegure una votación importante. Recuérdese que, para las elecciones de 2014, el umbral electoral a congreso se ubicó por encima de los 350 mil votos, cifra no despreciable. En un escenario en el que Petro no logre que su lista al congreso obtenga el umbral y por tanto se quede sin representación parlamentaria, su candidatura se debilitaría y ello podría habilitar la posibilidad de una adhesión a la candidatura de Fajardo. Por supuesto, este podría ser el cálculo de los líderes de la coalición, pero, en sentido estricto, es una incógnita saber qué haría Petro en caso de que su lista al parlamento no obtenga el umbral electoral.

Así las cosas, todos los candidatos denominados “alternativos” estarían esperando el resultado de las elecciones parlamentarias para redefinir sus agendas y su política de alianzas.


Entrada en: http://ift.tt/2Gb9dQe
Sobre la Coyuntura Política Electoral: Algunas Ideas Sobre la Coyuntura Política Electoral: Algunas Ideas Reviewed by Foro Social Urbano Alternativo y Popular on 12:47 Rating: 5

Envíanos un mensaje


Con tecnología de Blogger.